PILARES DE NUESTRA EDUCACIÓN

Buen Molino formula su proyecto educativo como un servicio a la familia y pretende vincular en una tarea común a padres, docentes, alumnos y personal no docente.

Según la concepción cristiana del hombre y de la vida se considera que la finalidad educativa esencial es la de ayudar a crecer como personas. La educación es un proceso de mejora que sienta sus bases en la infancia.

Partiendo de una concepción cristiana de la familia, el jardín procura ayudar a los padres en su función irrenunciable de primeros educadores de sus hijos.

Sólo es posible una educación de calidad cuando los padres y el jardín comparten valores y principios educativos. La familia por lo tanto debe mostrar su adhesión al ideario para asegurar la cohesión y la eficacia de la acción educativa.

Se realizan entrevistas con padres como un medio concreto de asesoramiento para elaborar el Plan de Mejora personal del alumno – hijo.

Se ofrece a los alumnos una educación integral, de acuerdo con sus características personales, buscando que cada uno sea protagonista de su propio aprendizaje cultivando las virtudes humanas.

Partiendo de la concepción cristiana de la familia, los padres son los protagonistas, a quienes corresponde por naturaleza el derecho irrenunciable y la responsabilidad de la educación de sus hijos. La institución es colaboradora y complemento para los padres en esta tarea. Solo es posible una educación de calidad cuando los padres y la institución comparten valores y principios educativos.

  • Desarrollo Espiritual y Religioso

 

Buscamos EDUCAR en un ambiente cristiano, que les permita trascender del propio yo para encontrarse con el prójimo y con Dios en la vida cotidiana, reconociéndose hijos de Dios.

 

 

  • Educación de la Inteligencia

 

A través de las funciones operativas y las habilidades del pensamiento acordes a la edad con actividades específicas.

 

 

  • Desarrollo de la Voluntad

 

Para que puedan perseverar en el esfuerzo tendiendo a la Obra bien hecha.

 

 

  • Desarrollo de la Afectividad y el Conocimiento de las Emociones

 

Promovemos la educación en positivo y el aprendizaje autónomo para el desarrollo de la autoestima y de la seguridad personal de nuestros alumnos.

 

 

  • Desarrollo de la Socialización

 

Para que puedan cultivar amistades sólidas, trabajar en equipo con un corazón grande y generoso.

 

 

  • Desarrollo Psicomotriz y Sensorial

 

A través de actividades físicas y neuromotrices estimulamos el desarrollo de aptitudes sensoriales y de movimiento facilitando una actitud de superación personal promoviendo el desafío de superar y aceptar sus propias limitaciones y la producción de actividades bellas y armoniosas.

Educamos a nuestros alumnos con la capacidad de adaptarse y resignificar la dinámica de cambios de nuestra cultura actual con el respeto a valores de siempre.

Asimismo, los formamos para ser líderes, promotores de cambios permitiéndoles el desarrollo de un pensamiento creativo que se concrete en propuestas que agreguen valor a su propia vida y la de los demás.

Modelamos un carácter emprendedor que les permita diseñar y alcanzar su proyecto personal de vida.

Se trata de la conquista paulatina de la libertad, creando un ambiente de respeto mutuo u de autonomía responsable, de modo que vayan siendo capaces de planificar y controlar su propio aprendizaje.

En éste continuo ejercicio de la libertad, respetamos la singularidad de cada niño. Les brindamos óptimas ocasiones para que puedan tomar decisiones de manera consciente y responsable.

Los ayudamos a conocerse a sí mismos y conocer la realidad para que se acerquen a la verdad de las cosas.

El dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre los afectos y emociones llevará a nuestros alumnos a apasionarse por cosas grandes y valiosas, por ideales por los que valga la pena luchar, disfrutarán de lo bueno y lo bello y vivirán las situaciones dolorosas con optimismo y serenidad.

Es el ejercicio de las virtudes humanas las que enriquecen la vida intelectual y afectiva, para que aprendan a poner el corazón en su obrar y en su querer, en sus afectos y sentimientos, en las relaciones con los demás, con su familia y sus maestros, con sus amigos.

Procuramos una intensa inmersión en el ambiente cultural de su comunidad próxima y nacional.

Fomentamos la sensibilidad estética, el aprecio por el bien y la belleza a través del placer que nos proporcionan las obras literarias, musicales y de arte, y la observación de la naturaleza.

Por medio de estas experiencias, los ayudamos a ir descubriendo y desplegando talentos propios.

Enseñar a Pensar es preparar para la vida.

Por ésta razón, procuramos que nuestros alumnos vayan formando ideas claras y creativas y que puedan y quieran llevarlas a la práctica, gradualmente, según su edad, viviendo con generosidad y espíritu de servicio hacia los demás.

Así serán los líderes del tiempo que les toque vivir.

Como educadores y dentro de una formación integral que atiende todas las facetas de la persona, buscamos que cada uno de nuestros alumnos, padres y docentes logren lo mejor de sí. Pretendemos educar con metodologías innovadoras basadas en el aprendizaje colaborativo y en el desarrollo de competencias a través de diferentes programas.

nos proponemos transmitir a los alumnos la fe y el amor a Jesús, afianzando en ellos una sólida identidad cristiana que se manifiesta en la vida de piedad filial, el amor a la verdad y el ejercicio de la caridad con todas las personas, en especial con los más necesitados. Aprenden así a forjar una sólida unidad de vida, de modo que, con libertad y responsabilidad, se reflejen en su conducta las enseñanzas del Evangelio.

¿Querés coordinar una entrevista para el próximo ciclo lectivo?

¡NOS ENCANTARÍA RECIBIRTE!

¡Vení a conocernos así te contamos todo lo que hacemos!